ABUSO O DEPENDENCIA DE SUSTANCIAS EN NIÑOS Y ADOLESCENTES.

adolescente-en-la-calle-consumiendo Durante décadas se ha estudiado las consecuencias que trae el consumo de sustancias, sin embargo, la sociedad ha mostrado desinterés en cuanto a estos efectos nocivos que devienen del consumo prolongado de las mismas; en algunos países existen drogas que son legales y otras ilegales, las razones son culturales o económicas, debido a que el consumo y su comercialización genera grandes beneficios económicos al Estado.

El diagnóstico de abuso, dependencia u otro trastorno relacionado con el uso indebido de sustancia dependerá de cada caso en particular, así como también de los factores que intervienen en el consumo de las mismas. Se puede observar que en algunos países la sustancia por la que comienzan los niños a consumir puede ser el alcohol, en otros puede haber mas accesibilidad al tabaco, a la marihuana o aquellas que se inhalan (por ejemplo: la cocaína).

Por lo regular, los padres, maestros o personas que se encuentren al cuidado del niño o adolescente, puede comenzar a observar algunos cambios en cuanto a la actitud y forma de ser, entre ellos pueden ser: irritabilidad, aislamiento, desinterés por actividades que antes eran consideradas atractivas y recreativas, descuido personal, falta de concentración, bajo rendimiento escolar, dificultad para tener amistades sanas, ausencia a las clases en el colegio, y todas aquellas conductas que se consideren inusuales o poco comunes con respecto a la edad del niño o adolescente.

ninos-consumiendo-3Dentro de los trastornos relacionados con las sustancias se encuentra el abuso de sustancias, que se caracteriza por un patrón desadaptativo de consumo de las mismas, implicando un deterioro o malestar en la salud del niño o adolescente (este daño puede ser físico o mental) y en donde los síntomas deben permanecer en un período mínimo de doce meses. También se encuentra la dependencia de sustancias, en donde se encuentra la presencia de un conjunto de síntomas que persisten también por un período mínimo de doce meses, entre estos se puede mencionar un consumo prolongado de la sustancia, tolerancia a la misma, incrementación en la dosis, fuertes deseos de consumir, inquietud motriz, maracada ansiedad, falta a la escuela o a las actividades que solía asistir, por motivoo efectos del consumo. También se encuentran las intoxicaciones por sustancias, que se refiere a una serie de síntomas transitorios aparecidos después de un consumo reciente, produciendo cambios psicológicos y/o físicos desadaptativos, y que no se deben a una enfermedad médica ni a la presencia de un trastorno mental.

Ahora bien, en cuanto a la presencia de uno o mas trastornos relacionados con el consumo de sustancias, así como también la causalidad de los mismos, se puede señalar algunas conductas que son consideradas factores de riesgo en la vida del niño o del adolescente, entre estas se consideran:

  • Amistades inadecuadas.
  • Abandono afectivo por parte de los padres (o uno de de ellos).
  • Embarazo precoz. Conductas antisociales o delictivas.
  • Falta de límites, de control y de supervisión adecuada por parte de los padres.
  • Faltar con frecuencia a clases.
  • Falta de orientación en cuanto a las consecuencias adversas que trae el consumo de sustancias.
  • Bajo desempeño escolar.
  • Influencia negativa en cuanto al medio que los rodea (vecindario, urbanización, barrio o grupos dentro de la sociedad).
  • Síntomas depresivos (que son considerados normales entre los 12 y 18 años de edad, por el cambio hormonal que estos atraviesan en la adolescencia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *