Motivacion al Logro de Metas

La Motivacion al logro en EquipoPodríamos decir que la motivación es ese impulso que nos permite mantener una continuidad en aquello que estamos accionando, nos acerca a la consecución de un objetivo, y que una vez logrado, saciará nuestras necesidades. La palabra motivación viene de un motivo y de una acción. La intensidad que vamos a tener en ese impulso depende de diversos factores, como son el grado de necesidad y deseo que tenemos hacia algo, los obstáculos que nos vamos a ir encontrando en el camino, los recursos con los que vamos a disponer para la optimización de la acción, y aquellos sentimientos que vamos a experimentar durante el proceso.

Existe la motivación intrínseca (que es la motivación interna) y la extrínseca (motivación externa), la primera se refiere a todo aquello que nos mueve hacia algo sin un motivo aparente, ésta suele ser más intensa y nos ayuda a mantenernos firmes en nuestra meta hasta alcanzarla, y sentimos esa necesidad de realizar algún objetivo en específico, por ejemplo: quiero aprender sobre carpintería para hacerle un gabinete a mi equipo de sonido; quiero hacer un curso de repostería para poder aprender hacer distintos tipos de dulces para vender. La motivación interna es como una fuerza que crece y se alimenta de sí misma, no necesita reforzamientos externos, y en el caso que éstos aparecieran (por ejemplo: éxito, reconocimientos, dinero, etc.), reforzarán, aún más, nuestra conducta y nos ayudará a sentir mayor placer, incluso a repetir dicho objetivo o establecer uno más grande.cropped-motivacion-al-logro.jpg

Por otra parte, está la motivación externa, ésta es débil, ya que no depende de nosotros mismos, sino de algo externo, depende del criterio de otras personas (puede ser nuestros padres, pareja, amigos, etc.) y de la valoración que hagan de algún objetivo planteado. En este caso, no se valora el esfuerzo que se tuvo durante la ejecución de la meta, ni tampoco la satisfacción personal que emana de la práctica, aquí lo único que se valora es el resultado final, por ejemplo: aquellos padres que le ofrecen de regalo a sus hijos un carro si obtienen un título universitario, conseguimos que el hijo se propone a pasar todas las materias y logra obtener el título, pero al final no se evalúa cuánto fue su esfuerzo para culminar la carrera, si realmente le gustó lo que estudió, si van a ejercer su carrera o no, puede verse en aquellas personas que dicen: “el título se lo di a mis padres, ellos me pidieron que estudiara eso, ahora quiero estudiar otra cosa”, o simplemente se dedican a trabajar en otra área que no tiene relación alguna con lo que estudiaron.

Debemos tener en cuenta que es de gran importancia que establezcamos nuestras propias metas, y que sean medibles, numéricas o específicas, porque esto nos va a permitir saber cuándo las logramos alcanzar, por ejemplo: Quiero ganar 500$ mensuales; quiero tener un negocio de repostería con dos empleados que atiendan a los clientes, y dos más que me ayuden el área de cocina, entre otros.; haz todo lo posible de visualizarte con la meta o el objetivo ya realizado, tenemos que animarnos nosotros mismos en todas nuestras áreas (área familiar, personal, académica, laboral, social), el establecer metas nos ayuda saber hacia dónde vamos, qué haremos, qué tenemos que dejar de hacer, cuáles son los pasos que creemos que podemos tomar para cumplir nuestros sueños. Tómate un tiempo, agarra una hoja y un lápiz, ponte cómodo (si es posible coloca una música que te relaje), piensa y analiza de manera objetiva y sin juicios, en cómo están todas las áreas de tu vida, y luego escribe que deseas alcanzar de aquí a un año (que serían las metas a corto plazo), posteriormente, qué quieres lograr de aquí a cinco años (metas a mediano plazo), y por último, cómo te ves de aquí a diez años (metas a largo plazo); deja que tu imaginación vuele, no le niegues nada, escribe todo lo que se te ocurra, y sobre todo, préstale atención a cuáles han sido tus sueños desde tu infancia, ten presente que aún puedes alcanzarlos porque estás vivo, así que adelante, cuentas con todo el potencial que tus sueños necesitan para que se hagan realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *