¿DEPRESIÓN O TRISTEZA?

depresionTendemos a confundir la depresión con la tristeza, a veces utilizamos frases como: “me siento depre… ahorita no tengo ánimos de nada”; son esos días que sentimos que todo nos sale mal, que “el mundo conspira contra nosotros”, sentimos como si todos los días fueran un “martes 13”. En esos momentos solemos tener recuerdos que nos producen más nostalgia, por ejemplo: cuando tuvimos que romper aquella relación que era de mucha importancia en nuestra vida, cuando perdimos un gran trabajo, o aquella vez que extraviamos algún objeto de gran valor personal. Días como éstos hemos experimentado todos los seres humanos en algún momento de nuestras vidas, pero, a estas circunstancias debemos denominarlas como “estados de ánimos bajos” o “bajones”, no necesariamente hablaríamos de una depresión clínicamente significativa, que implica síntomas más acentuados y que se prolongan por más días.

Ahora bien, la tristeza es un sentimiento provocado por algún suceso que nos hace sentir frustración, confusión, ira, angustia, ambivalencia, decaimiento, o alguna otra emoción negativa o dolor afectivo, sin embargo, esta serie de síntomas no nos provoca una alteración en nuestra vida cotidiana, ni es necesario un tratamiento terapéutico ni farmacéutico para volver a la conducta o un estado de ánimo normalizado. Por lo regular, estos síntomas suelen estar presentes por unos pocos días (normalmente de 3 a 4 días). Estos bajones se consideran normales, y a veces hasta necesarios para darnos cuenta de algo importante, aquí la clave es que no debemos dejar que estos síntomas persistan por muchos días, ni que nos arrebate las ganas de levantarnos de la cama, de comer, de salir, de arreglarnos y sentirnos cómodos con nosotros mismos, debemos sentarnos a analizar la situación, aceptarla, aprender, tomar una decisión y seguir adelante.triste

Cuando los síntomas de la tristeza persisten y hasta se van tornando más intensos, es cuando puede aparecer una depresión clínica o patológica. La depresión es un estado anímico que hace referencia a una situación actual de una persona mediante diversos síntomas, provocando un dolor intenso en el sujeto. Dentro de estos síntomas podemos mencionar: ánimo bajo, pérdida del interés en casi todas las áreas de su vida, existe un cambio drástico en el carácter de la persona, se observa agitación o enlentecimiento psicomotriz, falta de concentración, aumento o disminución del sueño y del apetito, llanto fácil, ansiedad, angustia, sensibilidad a los comentarios de los demás, miedo, sentimientos de culpa, autoestima baja, fijación únicamente con lo negativo, y en ocasiones pueden haber ideas o pensamientos de suicidio o de muerte recurrentes. Cuando estos síntomas aparecen, es recomendable que la persona visite a un psicólogo o psiquiatra.

Ten en cuenta que estos malestares provocan un deterioro físico y mental en la persona que lo padece y, a su vez, en las personas que lo rodean. Si piensas que actualmente padeces algunos de éstos síntomas o simplemente quieres ayudar a algún ser querido a salir de una “depresión”, debes pasearte por algunos escenarios para que te ayuden a sanar tu mente. El primer escenario es: una persona sana experimenta muy a menudo ilusiones, y busca alegrarse con pequeños detalles diarios, por ejemplo: recordar momentos felices de la infancia, reencontrarse con grandes amigos, ir a fiestas,  hacerle una sorpresa a su pareja, salir a pasear y disfrutar con sus hijos.

Quien se ilusiona por pequeñas cosas, alimenta su alma y su placer de vivir; el segundo escenario es: tener coraje y luchar por tus sueños y metas hasta verlos realizados, quien tiene metas y sueños, tiene motivos para despertarse todos los días con una sonrisa, con buen ánimo, y éste da las gracias por todo lo que hoy tiene. El último escenario que debes tener presente es: ser optimista, recuerda siempre que todo lo positivo puede más que lo negativo, si te centras y tienes claro que eres una persona valiosa y con un gran potencial, todo lo que veas a tu alrededor será positivo, circunstancias y oportunidades para crecer, aquí sabrás que todo lo que pasa, sucede por una buena razón, aun cuando en el presente no lo veas, en el fondo de tu corazón sabes y sientes que lo que viene para tu vida serán éxitos y más éxitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *